• luisfdo03

Deuda gravosa y baja calidad crediticia, heredará Silvano Aureoles en Michoacán

Arturo Hernández Gitiérrez

Morelia, Michoacán, 23 de agosto de 2021.- Muy cercano está el día en que se realice el cambio de gobierno en esta entidad y hasta el momento Silvano Aureoles Conejo guarda total silencio sobre los cuantiosos pasivos que heredará al morenista petista Alfredo Ramírez Bedolla, sobre todo en materia financiera.


Analistas económicos y políticos nacionales y locales coinciden en que el mandatario estatal entrante tendrá la difícil tarea de reactivar al estado en términos financieros, amén de reducir los altos niveles de inseguridad que privan en diversas zonas de Michoacán.

Ni inversionistas nacionales ni sus pares extranjeros tienen proyectado realizar inversiones importantes en el estado, en tanto el crimen organizado siga campeando a sus anchas o que los maestros sigan, con sus movilizaciones constantes en demanda de pagos de salarios y bonos, paralizando la actividad comercial.


Bajo este contexto un rubro que sin duda tendrá que encarar el nuevo titular del Solio de Ocampo es el de la deuda estatal , que, según la SHCP, al término del primer trimestre se colocó en los 20 mil 314 millones de pesos, contra 17 mil 142 milllones de pesos que recibió al iniciar su gestión el 1 de octubre de 2015.

Tanto Ramírez Bedolla como el presidente Andrés Manuel López Obrador han dicho que es importante realizar auditorías a las administraciones salientes, toda vez que el endeudamiento debe tener un soporte legal y no haberse destinado para otros fines de lo que marca la Ley de Disciplina Fiscal y Financiera.


El mandatario estatal michoacano electo expresó días atrás que los pasivos que heredará del gobierno silvanista serán por una cifra superior a los 27 mil millones de pesos.

Alfredo Ramírez Bedolla, quien asumirá el cargo el 1 de octubre, denunció el pasado 15 de julio que el Gobierno estatal, encabezado por el perredista Silvano Aureoles, dejará un déficit de 5 mil millones de pesos para fin de año y una deuda pública de 22 mil millones.


El pasado 17 de agosto, el Gobernador Silvano Aureoles acudió a Palacio Nacional para solicitar recursos para el pago de la nómina de maestros que mantienen desde hace un mes un bloqueo en vías del tren.


Con ese pésimo historial económico y financiero, Michoacán está ubicado como el segundo estado con peores calificaciones crediticias por empresas internacionales que evalúan el desempeño de los gobiernos en el manejo de recursos y el cumplimiento de los compromisos que adquieren cuando contratan deuda.




15 views0 comments